Por el derecho a la dignidad humana

Negar la posibilidad de salvar una vida, obstaculizar el desarrollo de una nación e impedir el intercambio comercial con otros países constituyen acciones inhumanas, crueles, e impensables, si tenemos en cuenta la propia evolución de nuestra especie.

En pleno siglo XXI una potencia como EEUU, desconociendo el reclamo mundial, mantiene un cerco económico sobre Cuba con actitud arrogante y violatoria vulnerando los más elementales derechos humanos de un pueblo.

Los efectos de esa hostil política yanqui obstaculizan el desarrollo del país, pero no han podido impedir la construcción de una sociedad genuinamente humanista y solidaria, que garantiza y promueve todos los DDHH sobre bases no discriminatorias.  

La Mayor de Las Antillas exhibe con orgullo y transparencia un sistema político y socioeconómico integrador, garantía de la igualdad plena para todos los cubanos, devenido reclamo histórico desde nuestras gestas emancipadoras.

Sortear con creatividad las restricciones impuestas por un obsoleto bloqueo, campañas mediáticas plagadas de infamias, sin soslayar nuestro espíritu optimista y emprendedor, fue una máxima que nos enseñó nuestro Comandante en Jefe quien en cada una de las tribunas habló “en nombre de aquellos a los que se les ha negado el derecho a la vida y la dignidad humana”.

Cuando el 10 de diciembre de 2018 se celebre el 70 aniversario de la Declaración Universal de los DDHH, el mundo continuará llevando sobre sus espaldas una deuda con el pueblo cubano: seguir luchando por el levantamiento incondicional del bloqueo de EEUU contra Cuba. (Cubaminrex)