La defensa de todos los derechos humanos para todos: un principio fundamental de la Revolución cubana

GINEBRA, 8 de diciembre de 2017.- El domingo 10 de diciembre todos los cubanos tendrán suficientes razones para celebrar el Día de los Derechos Humanos. Más de cinco décadas de Revolución socialista han permitido lograr el disfrute pleno y universal de todos los derechos humanos para su pueblo, por lo que sobran motivos para celebrar con regocijo ese día.

Muchos son los desafíos a los que se enfrenta el mundo de hoy, en el que los derechos a la justicia y la paz son sistemáticamente vulnerados. Es por ello que es razón de orgullo el poder estar entre los países cuyos Gobiernos han hecho todo lo que está a su alcance para lograr el más amplio disfrute de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales para todos sus ciudadanos y contribuir a que otros países del mundo en desarrollo alcancen también esas metas.

Cuba es reconocida internacionalmente por los avances logrados en la consolidación de su sistema de salud y educación gratuitos y al alcance de todos, la lucha por la igualdad entre los géneros, la protección del medio ambiente, entre otros muchos otros. La labor solidaria y desinteresada de los colaboradores de la salud cubanos, han salvado la vida o devuelto la visión a cientos de miles de personas en el mundo.

Todo esto se ha podido alcanzar pese a la genocida política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba, y que representa no solo un quebrantamiento del Derecho Internacional, si no una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos de los cubanos.

En la arena internacional Cuba cuenta con un amplio historial en materia de cooperación con todos los mecanismos de derechos humanos que se aplican sobre bases universales y no discriminatorias. Como Estado Miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU el país mantiene un activo papel, materializado en la presentación de resoluciones dirigidas a defender derechos básicos fundamentales, lo cual demuestra su firme compromiso con la implementación de un sistema de derechos humanos más justo y equitativo.

Cuba continuará su lucha contra todas las formas de injusticia en el mundo y por alcanzar una verdadera dignificación y bienestar del ser humano. Inspirados en los ideales del Líder Histórico de la Revolución, los cubanos y cubanas seguirán adelante en la defensa de sus derechos a la libre determinación, al desarrollo, a la paz y a un orden internacional justo, democrático y equitativo, sabiendo que un mundo mejor es y debe ser posible.(CubaMinrex/Misión Permanente de Cuba en Ginebra)