Intervención del Viceministro Rogelio Sierra Díaz en el 49 Foro de las Islas del Pacífico

4 de septiembre de 2018.

Excelencias,

Señoras y Señores,

Quisiera primeramente agradecer al entrañable amigo y presidente Waqa, y a través de él, a las autoridades y pueblo de Nauru, por la excelente acogida que nos han dispensado desde nuestro arribo a Yaren.

Deseo también expresar nuestro reconocimiento a la Sra. Meg Taylor y a todo su equipo de la Secretaría General del Fórum, por la magnífica organización y hospitalidad que, como siempre, nos han brindado durante esta importante reunión.

Resulta un placer representar a Cuba en esta, la más importante reunión anual del Foro de las Islas del Pacífico. Siento el deber de expresar el apoyo de mi país al slogan seleccionado para este magno evento (“Building a strong Pacific: Our Islands, Our People, Our Will”), del que, desde el lejano Caribe, suscribimos definitivamente y sin reparos.

En 2017, los registros de temperaturas medias globales continuaron batiendo récords. El planeta suma más de 33 años consecutivos de temperaturas superiores a los promedios de referencia históricos. Por si fuera poco, científicos de la NASA, alertan que el clima en 2018 será “tan caliente como el de 2017”.

Sin embargo, el aumento de las temperaturas globales, solo cuenta una pequeña parte de la historia. Aparejado a ello, o quizás, deberíamos decir, debido a ello, los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos son cada vez más comunes en el mundo.

Muchos de los que estamos hoy aquí, aun sufrimos y nos recuperamos de la pasada Temporada Ciclónica de 2017, devastadora tanto en el Pacífico como en el Caribe; pero ¿Qué nos depara la Temporada 2018? Sólo Tawhiri o Dios lo saben.

Para nuestros países, pequeños Estados Insulares en desarrollo, el enfrentamiento al Cambio Climático es prioridad vital. Es cierto que la voluntad política y el papel del Estado como rector de las actividades es clave; pero éste, no es un problema exclusivamente nuestro, la solución no está sólo en nuestras manos; sino que requiere de medidas y compromisos internacionales urgentes. La humanidad enfrenta el peligro de desaparecer, a menos que acciones definitivas e inmediatas sean acometidas a la mayor brevedad.

El principal obstáculo que enfrentan nuestros pequeños Estados Insulares en desarrollo, es precisamente el subdesarrollo, heredado de un orden económico internacional injusto, y de patrones de producción y consumo insostenibles. Ante ello, se impone la necesidad de una cooperación internacional justa, abierta, la transferencia de recursos, tecnologías y conocimientos, sin condicionamientos políticos, en aras de complementar y desarrollar nuestros propios esfuerzos y capacidades nacionales.

El Acuerdo de París, fruto de más de 10 años de negociaciones, no es renegociable, y su implementación plena, debe ser acometida sin dilación. Si uno de los mayores contaminantes del planeta, unilateralmente se sale del mencionado acuerdo, se aparta del espíritu del Diálogo de Talanoa, propone eliminar satélites meteorológicos, incumple los compromisos con el Fondo Verde del Clima, y recorta la financiación de los programas Climático, muy mal andamos.

Excelencias,

Quisiera reiterar profundamente mi agradecimiento por el apoyo unánime de las Islas del Pacífico a la resolución cubana de condena al bloqueo de los EE.UU. contra nuestra pequeña isla, práctica genocida, violatoria del derecho internacional y de las normas del comercio internacional universalmente reconocidas. El voto a favor de esta resolución, que presentaremos nuevamente a la consideración de la 73 AGNU este año, será una muestra más del reclamo de nuestras naciones contra la aplicación extraterritorial de medidas coercitivas unilaterales, que constituyen sin dudas, una violación al derecho al desarrollo de un pequeño Estado Insular.

A pesar del enorme impacto del bloqueo norteamericano en prácticamente todas las esferas de la vida de mi país, Cuba mantiene su vocación internacionalista y continúa compartiendo lo que tiene, no lo que le sobra. Anualmente, en este Fórum, compartimos nuestras experiencias, y exploramos nuevas oportunidades de intercambio y cooperación.

Cuba ha mantenido una sistemática colaboración en la esfera de la salud, con la presencia de brigadas médicas en varios países de la región como Vanuatu y Kiribati; mientras una brigada conformada por más de diez especialistas prestará sus servicios en Nauru. Más de 200 becas han sido otorgadas a jóvenes del Pacífico para estudios de medicina y ya se han graduado los primeros 153 jóvenes que viajaron hasta Cuba para cursar estudios de medicina. Actualmente Cuba se propone garantizar la continuidad en la atención médica especializada en estos países; impulsar intercambios en temas relativos al enfrentamiento al cambio climático y la prevención de desastres y extender la cooperación deportiva en Fiyi y Palaos con la incorporación de cinco entrenadores cubanos en béisbol y voleibol.

Estas y otras buenas prácticas cubanas estarán siempre a disposición de los países que lo requieran. Nuestro país pone también a disposición de la región sus avances en el desarrollo de productos biotecnológicos, como es el caso del Heberprot-P, que podrían ser de interés para la solución de problemas y enfermedades con marcada incidencia en el Pacífico.

Excelencias,

Durante el segundo semestre del pasado año 2017, culminamos la apertura de nuestra embajada en Suva, remarcando con ello el compromiso de Cuba con el Pacífico Sur. Agradecemos profundamente al gobierno de Fiyi por el apoyo recibido en este proceso. Nuestra misión diplomática allí asumió la atención de los vínculos de Cuba con el conjunto de naciones aquí representadas, incluyendo los esquemas de integración regional y la propia Secretaría de este Foro. Es una prioridad para nuestro embajador en Suva, identificar proyectos de cooperación y las vías para encauzarlos, compromiso que emana de nuestra condición de Socio de Diálogo en este cónclave, respaldando plenamente los intereses fundamentales de los pequeños Estados Insulares y en vías de desarrollo.

Cuba y los pequeños Estados insulares en desarrollo compartimos visiones y retos comunes ante los principales asuntos de la agenda internacional, con énfasis en los temas medioambientales. Esos desafíos solo son posibles enfrentarlos con la cooperación solidaria entre nuestros países, sobre la base del respeto mutuo, la ayuda desinteresada y la complementariedad. Cuba ratifica el incondicional compromiso de avanzar en la profundización de los vínculos con la región del Pacífico y sus naciones.

Muchas gracias.

(Cubaminrex)

 

 

 

Etiquetas: