Delegaciones de Cuba y Estados Unidos intercambian sobre trata de personas

El 13 de febrero de 2018, se celebró en Washington la V reunión de intercambio entre delegaciones multisectoriales de Cuba y los Estados Unidos sobre la trata de personas. Ambas partes presentaron una actualización sobre los avances, las experiencias alcanzadas y los retos en la prevención y el enfrentamiento al delito de trata de personas, y la protección a las víctimas.

La delegación cubana estuvo presidida por Johana Tablada, Subdirectora General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores e integrada por funcionarios del Tribunal Supremo Popular, la Fiscalía General de la República y los ministerios de Justicia, del Interior, de Educación, Trabajo y Seguridad Social, Salud Pública, Turismo y la Federación de Mujeres Cubanas. La delegación estadounidense la encabezó Joel F. Maybury, Director interino de la Oficina de Monitoreo y Combate a la Trata de Personas del Departamento de Estado, junto a representantes de los Departamentos de Justicia, Seguridad Interna, Salud y Servicios Humanos, y del Trabajo.

La parte cubana ratificó la política nacional de tolerancia cero ante este fenómeno y compartió nuevas e importantes acciones emprendidas en el período 2016-2017, que contribuyen a fortalecer aún más la respuesta del Estado y la sociedad ante este flagelo de incidencia global.

Entre estos nuevos pasos se destacan la adopción del Plan de Acción Nacional para la Prevención y Enfrentamiento a la Trata de Personas y la Protección a las Víctimas para el  período 2017-2020, la creación de la Comisión para implementar las acciones multidisciplinarias contenidas en dicho Plan, así como los resultados de la visita a Cuba de la Relatora Especial de Naciones Unidas sobre los derechos humanos de las víctimas de la trata de personas, especialmente mujeres y niños, Sra. María Grazia Giammarinaro.

Durante el intercambio con la contraparte estadounidense, los funcionarios cubanos expusieron las acciones y los resultados concretos que, como parte de su labor, contribuyeron a elevar la prevención, detección y percepción de riesgo ante un fenómeno que cada vez se hace más complejo en todo el mundo.

Destaca en ese sentido la creación de la Dirección de Protección a la Familia y el funcionamiento de la Línea Telefónica Única de la Fiscalía, la realización de seminarios de preparación especializados para fiscales, jueces y funcionarios del orden, la organización de talleres y cursos de capacitación para los educadores, y la celebración del Día Internacional contra la Trata, entre otras medidas que continuarán desarrollándose.

Se resaltó también el carácter preventivo del Sistema Nacional de Salud y el importante papel que desempeñan los médicos cubanos en la detección temprana y atención a potenciales víctimas de trata de personas, tanto en Cuba como en los países donde nuestro país brinda colaboración médica.

En el año 2016 se juzgaron en Cuba 21 casos de delitos con rasgos típicos de trata de personas a través de los tipos penales “Corrupción de Menores” y “Proxenetismo y Trata de Personas”. En el mismo período Cuba mantuvo la colaboración internacional para la investigación y solución de casos que trascienden el marco nacional.

Los representantes cubanos demostraron que la baja incidencia de la trata de personas en Cuba está asociada a los logros sociales y de seguridad ciudadana, la igualdad de oportunidades, y las políticas y programas destinados al empoderamiento de la mujer, el acceso gratuito a los servicios de salud, a la educación, la cultura y el deporte, lo que reduce la vulnerabilidad del país y fortalece su capacidad para incrementar la cooperación internacional en esta esfera, como Estado Parte de los instrumentos jurídicos suscritos sobre este y otros temas conexos.

Ambas partes ratificaron la utilidad del intercambio, que transcurrió en un clima profesional y respetuoso, y acordaron mantenerlo en el futuro.