Delegación cubana participa en negociaciones sobre cambio climático

CUBA, 19 de mayo de 2017.-  Del 8 al 18 de mayo de 2017 se desarrolló en la ciudad de Bonn, Alemania, la 46 Reunión de los Órganos Subsidiarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático. En la cita participó una delegación cubana integrada por la embajadora María del Carmen Herrera Caseiro,  Subdirectora General de la Dirección de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del Ministerio de Relaciones Exteriores, Orlando Rey Santos, asesor de cambio climático del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, Jesús Guerra, especialista principal de la Dirección de Relaciones Internacionales del CITMA, y Joel Suárez Orozco, funcionario de la Dirección de Asuntos Multilaterales y Derecho Internacional del MINREX.

Durante el desarrollo de la reunión, la delegación cubana defendió los objetivos de la Convención Marco de las Naciones Unidas, en particular la necesidad de respetar el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, según el cual los países desarrollados tienen la obligación de asumir el liderazgo de los esfuerzos globales hacia la mitigación de las causas del cambio climático, y apoyar a los países en desarrollo mediante la provisión de recursos financieros y medios de implementación suficientes para que los países en desarrollo sean capaces de asumir los múltiples retos que implica el cambio  climático, también considerando su derecho al desarrollo al sostenible  y la erradicación de la pobreza.

En diciembre de 2015 la comunidad internacional aprobó el Acuerdo de París para dar continuidad a la implementación de la Convención Marco de las Naciones unidas sobre Cambio Climático. Desde esa fecha, la comunidad internacional se encuentra inmersa en intensas negociaciones con el fin de acordar el llamado “Libro de reglas” que permitirá implementar la letra del Acuerdo de París antes de que finalice el año 2018.

Para Cuba el enfrentamiento al cambio climático y la defensa del derecho de la humanidad a la supervivencia frente a las amenazas que dimanan de la irracionalidad de los patrones de producción y consumo capitalistas son una responsabilidad y un deber moral.

Según los más recientes reportes de la Organización Meteorológica Mundial, 2016  fue el año más cálido del que se tiene registro, con un incremento de las temperaturas de 1.1 °C por encima de los niveles preindustriales y con concentraciones record de dióxido de carbono en la atmósfera.

Ya en 1992 durante la celebración de la Cumbre de la Tierra, en Rio de Janeiro, Brasil, el Comandante en Jefe alertaba que “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”. Un cuarto de siglo más tarde los pronósticos aseguran que los riesgos continúan en aumento y la humanidad sigue debatiéndose entre la supervivencia y la desaparición. (Cubaminrex-DGAMDI)

Etiquetas: