COMUNICADO DE CUBA Y NORUEGA, PAÍSES GARANTES DEL PROCESO DE PAZ QUE CONDUJO AL ACUERDO FINAL DE PAZ, SUSCRITO ENTRE EL GOBIERNO DE COLOMBIA Y LAS FARC-EP. (12 de enero de 2018)

Cuba y Noruega, países Garantes del proceso de paz que culminó con el Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), participamos, en esa capacidad, en la Comisión de Impulso, Seguimiento y Verificación de la Implementación de dicho Acuerdo.

Cuba y Noruega, países Garantes del proceso de paz que culminó con el Acuerdo Final de Paz entre el Gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), participamos, en esa capacidad, en la Comisión de Impulso, Seguimiento y Verificación de la Implementación de dicho Acuerdo.

Los países garantes saludamos el Informe del Secretario General sobre la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia que fue debatido el pasado 10 de enero en el Consejo de Seguridad, donde se reflejan los avances y obstáculos que ha venido afrontando el proceso de implementación del Acuerdo Final de Paz.

En este contexto, se reafirma el papel que esta misión de verificación de Naciones Unidas tiene en áreas de vital importancia para el cumplimiento de dicho Acuerdo, como son las relativas a las garantías de seguridad de los ex miembros de las FARC-EP y de las comunidades afectadas por el conflicto, y la reincorporación política, jurídica, económica y social de esa ex organización guerrillera.

Como se reflejó en el debate del Consejo de Seguridad, ha habido desarrollos importantes durante los últimos meses, pero también hay desafíos en la implementación que tiene que ver con los retrasos y las modificaciones introducidas en el ámbito jurídico, con la falta de seguridad en la áreas más vulnerables, y con el lento proceso de reincorporación socio-económica de los ex combatientes.

Los países garantes subrayamos que en los próximos meses, en medio de la contienda electoral que vive Colombia, se deberán impulsar las medidas que conduzcan a una implementación sostenible de los acuerdos.

Resaltamos que dicho proceso de implementación requiere no solo contar con las instituciones y capacidades nacionales, sino tener el firme respaldo de la comunidad internacional en esta especial coyuntura. Esta comunidad ve esperanzada de que la solución política y negociada del conflicto en Colombia se constituya en ejemplo para la solución de otros conflictos violentos en el mundo, por lo que debe prestar su más decidido apoyo a la implementación del Acuerdo, durante todo el periodo de implementación previsto en el acuerdo.

Saludamos la vista este fin de semana a Colombia del Secretario General de Naciones Unidas, el Sr. Antonio Guterres, que demuestra el respaldo internacional a la implementación del Acuerdo y a la búsqueda de una paz estable y duradera en Colombia, con lo cual también Cuba y Noruega están comprometidas.