Capítulo UNESCO del MNOAL reafirma apoyo y solidaridad con la justa causa de Palestina

FRANCIA, 13 de diciembre de 2017. Este miércoles en la tarde se realizó la Reunión Plenaria del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), capítulo UNESCO, presidida por el Viceministro de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Sr. Rubén Darío Molina, en la sede de la Organización, la Sra. Nada Al-Nashif, Subdirectora general adjunta para Ciencias Humanas y Sociales de la UNESCO, así como Edouard Matoko, ADG para Africa y Jefe de Gabinete interino de la Directora General.
Durante la apertura del encuentro, el Viceministro destacó la importancia de este foro de concertación política conformado por 120 países, cuyo objetivo es alzar la voz en nombre de los intereses y prioridades de naciones en vías de desarrollo de varios continentes. Igualmente, el Sr. Molina se refirió a los resultados de la reunión del MNOAL, que bajo el lema Solidaridad, Diálogo y Tolerancia en un Mundo Diverso: Hacia una Cultura de Paz, fue celebrada el pasado 30 de noviembre, en Nueva York. En este contexto, el alto representante de Venezuela expresó el firme compromiso del Movimiento con la aplicación de las disposiciones incluidas en la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural de la UNESCO, fuente de enriquecimiento para la humanidad y una contribución importante al desarrollo sostenible de las comunidades locales, pueblos y naciones. Asimismo, enfatizó en la convocatoria a reactivar el capítulo UNESCO, de especial relevancia para la defensa de estos temas.

Seguidamente, la Sra. Nada Al-Nashif subrayó la vigencia de la Declaración sobre Diversidad Cultural, cuyo objetivo es ampliar la solidaridad fundada en el reconocimiento de la diversidad cultural, la justicia, la libertad y la paz, destacando el mandato de la UNESCO en este importante y sensible ámbito.  

Como parte del debate, la Embajadora Dulce Buergo Rodríguez, Delegada Permanente de Cuba ante la UNESCO, subrayó la importancia de la reactivación del Capítulo del Movimiento en la Organización, con el propósito de dar seguimiento desde la sede a los acuerdos alcanzados en la Declaración Política y el Plan de Acción del Movimiento, en el que la UNESCO tiene un importante papel. En este contexto, reafirmó el compromiso y voluntad política de Cuba de continuar contribuyendo en el cumplimiento de estos objetivos desde la sede, en especial, en la actual coyuntura donde el mandato de la organización adquiere mayor relevancia.

Por otra parte, la representante cubana reiteró el rechazo de su país ante la declaración unilateral por parte del Presidente de los Estados Unidos de reconocer a la ciudad de Jerusalén, como capital de Israel, en grave y flagrante violación de la Carta de la ONU, el Derecho Internacional y las resoluciones pertinentes de las Naciones Unidas; y reafirmó la solidaridad y apoyo incondicional de Cuba a la causa del pueblo palestino.

Durante el encuentro fue aprobada, por aclamación, la Declaración del MNOAL capítulo UNESCO sobre Diversidad Cultural y Derechos Humanos, así como el Comunicado del Buró de Coordinación del Movimiento, en el cual se rechazan las violaciones cometidas por Israel contra Palestina, entre ellas el quebrantamiento de los derechos humanos y la ilegitimidad jurídica, tal como lo ha determinado el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Al respecto, varias delegaciones expresaron su grave preocupación tras la decisión de los Estados Unidos de América de transferir su Embajada en Israel a la Ciudad de Jerusalén y reafirmaron su histórico apoyo y solidaridad con la justa causa de Palestina.

El encuentro contó con una amplia participación de los países miembros, así como personal de la Secretaría vinculado a temas relevantes al ámbito de la protección y promoción de la diversidad e identidad cultural.

La reactivación del capítulo UNESCO del Movimiento constituye un digno homenaje al líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro, quien dedicó su vida al fortalecimiento y defensa de la paz, la soberanía y la autodeterminación de los pueblos, alzando siempre la voz en representación de los países en desarrollo. Cuba asumió la presidencia de este importante mecanismo de concertación política del Tercer Mundo en dos ocasiones (1979-1981 y 2006-2009).

Delegación Permanente de Cuba ante la UNESCO