La certeza de ser fiel

CUBA, 20 de abril de 2018.- Desde este jueves, Miguel Díaz-Canel Bermúdez es el nuevo presidente de Cuba. Un abrazo selló el camino iniciado hace muchos años atrás, un camino de definiciones, de certezas sobre la continuidad de la Revolución, que siempre ha estado en manos de los jóvenes.

El Palacio de Convenciones de La Habana fue testigo del hecho histórico que no esperaban los agoreros del fin de la Revolución; aquellos que obviaron a Fidel, y su mandato indiscutible de que cada cubano fuera su propio Comandante, en esta obra que es el fruto de la entrega de todos.

Al reanudarse este 19 de abril la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular, con la presencia del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido, Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, dio a conocer los resultados oficiales de la elección de los miembros del Consejo de Estado (CE), efectuada en la jornada del miércoles.

Informó que los 604 diputados presentes ejercieron su derecho al voto, resultaron válidas todas las boletas depositadas y 602 diputados votaron por todos.

Para el cargo de Presidente del Consejo de Estado, el miembro del Buró Político Miguel Díaz-Canel recibió el 99,83 % de los votos emitidos. De igual forma, resultaron electos los demás integrantes del Consejo de Estado con altos porcentajes de votación, y en la mayoría de los casos con el 100 %.

De acuerdo con las estadísticas, aseguró Balseiro Gutiérrez, los 31 miembros alcanzaron más del 50 % de los votos válidos emitidos, por lo cual todos fueron electos para los cargos propuestos.

Acompañando a Díaz-Canel en la toma de posesión estaba Raúl. Lo abrazó, y levantó su mano en señal de victoria. Ese gesto, que ya hemos visto en nuestra historia, dice mucho del apoyo y la confianza… de la continuidad. Los demás miembros también ocuparon sus escaños.

Ya investido como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Díaz-Canel propuso a la Asamblea Nacional posponer, hasta la sesión ordinaria de julio próximo, la conformación del Consejo de Ministros; y solo aprobar para el cargo de primer vicepresidente de esa instancia al miembro del Buró Político Salvador Valdés Mesa. Los diputados, por unanimidad, concordaron con ambas propuestas.

En su discurso, Miguel Díaz-Canel aseguró que confía en el apoyo del pueblo cubano. «Tendremos que ejercer una dirección y conducción cada vez más colectiva, como siempre en permanente vínculo con la población y facilitando la participación del pueblo en las tareas revolucionarias y en la toma de decisiones», e insistió en que a la confianza que el pueblo ha depositado en nosotros solo se puede responder actuando, creando y trabajando sin descanso, en vínculo con su gente humilde y solidaria.

A cargo de Raúl estuvieron las palabras de clausura de la sesión constitutiva de la Asamblea. En lo que a mí se refiere, dijo, continuaré desempeñándome como Primer Secretario del Comité Central del PCC hasta el 2021, cuando terminaremos el traspaso a las nuevas generaciones. A partir de entonces, seré un soldado más, junto al pueblo, defendiendo la Revolución.
Caricatura: Martirena

EN CUBA HAY REVOLUCIÓN PARA RATO

Conscientes de que los desafíos se acrecientan en el orden económico, político y social para Cuba, los miembros del CE tienen una sólida y común convicción: que esta jornada histórica refuerza el compromiso y el imperativo de trabajar.

Gladys María Bejerano Portela, contralora general de la República y vicepresidenta del CE, dijo a Granma que las palabras del presidente cubano Miguel Díaz-Canel Bermúdez fueron contundentes y resumen el sentir de todos. «El voto unido de los diputados este jueves es un voto por la Revolución. No podemos fallarle al pueblo. El compromiso tiene que ser de trabajo diario y con calidad».

Para Raúl Palmero, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria y nuevo miembro del CE, la juventud tiene el deber de dotar de dinamismo e impronta fresca al modelo económico social en su fase de actualización, desde las universidades, los barrios y los diferentes espacios de debate y toma de decisiones.

Por su parte, Sucely Morfa González, primera secretaria de la Unión de Jóvenes Comunistas, aseguró que el primer deber resulta concretar los acuerdos del 6tO. y 7mo. congresos del Partido Comunista de Cuba, unido a la necesidad de seguir profundizando en los logros y conquistas sociales.

Hay que seguir vinculándose con la base, conociendo qué le preocupa a nuestro pueblo. Una juventud que ama la Revolución sabrá ser consecuente con la historia, dijo, y añadió que tanto entre los miembros del Parlamento cubano como en el CE hay una representación de jóvenes que ocupan puestos determinantes en distintos sectores.

«Tenemos el compromiso, desde este lugar, de representar a los jóvenes cubanos, llevar sus opiniones y propuestas, para la solución de los problemas de la sociedad. Esta ha sido una victoria más de nuestro pueblo».

Elegida como nueva vicepresidenta del CE, Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, declaró que ella es un ejemplo de cuánto ha hecho la Revolución por las mujeres negras y mestizas. Somos parte del pueblo, porque somos hijos y nietos de obreros y campesinos. Somos la continuidad, afirmó.

De igual forma, la atleta camagüeyana Yipsi Moreno expresó que es un honor y una alta responsabilidad trabajar para el bienestar del pueblo en esta Cuba libre y soberana. «Esta es una Asamblea con los humildes y para los humildes. Que nadie se confunda. En Cuba hay Revolución para rato». (Cubaminrex-Granma)